Skip to content
Estas ubicado en: CONFERENCIAS arrow Filemón
Filemón
Filemón

Filemón era un ciudadano rico en Colosas, quien habría oído y creído en el evangelio. Un esclavo suyo llamado Onésimo había escapado y había llegado a Roma donde Pablo estaba prisionero. Pablo le compartió el evangelio y lo envía de regreso a su amo con la carta que tenemos ahora en nuestras Biblias.
Es una carta sencilla, muy personal, en la que, a pesar de que Pablo no condena explícitamente la esclavitud, sí establece un patrón de comportamiento para un cristiano al pedirle a Filemón que reciba a Onésimo como a "un hermano amado"

Lee Filemón 

1. Lee toda la carta para ubicar los personajes, y los lugares que se mencionan.
2. ¿Quién escribe la carta y a quién se la dirije?
3. ¿Qué es lo que oía Pablo acerca de Filemón? ¿Cuál era la oración de Pablo, por qué? (v.4-7)
4. Aunque Pablo podía mandarle a Filemón lo que debía hacer decide hacer otra cosa ¿Qué hace?
5. ¿Cómo describe Pablo a Onésimo? ¿Qué es lo que le ruega?
6. ¿Qué propósito tal vez tuvo el que Onésimo se haya apartado de Filemón?
7. ¿Cómo le pide Pablo a Filemón que reciba a Onésimo? (v.17-22)
8. ¿Quiénes envían saludos a Filemón y cómo los describe Pablo?

Reflexiona

1. ¿Hay algún hermano en Cristo que te haya traicionado? ¿Cómo has reaccionado? ¿Cómo reaccionarías si recibieras una carta como la que Filemón está recibiendo?

2. ¿Has fallado a alguien alguna vez? ¿Serías capaz de llevar esta carta a aquel a quien traicionaste, dispuesto a sufrir las consecuencias para honrar a Dios?

3. El hecho de que Onésimo está llevando una carta a su amo (probablemente sin saber lo que la carta decía) habla del valor y la obediencia que Cristo había puesto en su corazón. Muchos ven esta carta una alegoría de lo que nosotros vivimos al creer en el evangelio. Como si nosotros lleváramos esta carta y el Padre leyera esta carta escrita por Cristo:

"...te ruego por  mi hijo (tu nombre) a quien engendré en mis prisiones, el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil, el cuál vuelvo a enviarte; tú, pues recíbele como a mí mismo. (...) y si algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta..."

¿Eres capaz de perdonar a tu hermano entendiendo que todo lo que te pudiera haber hecho ya está pagado por Cristo en la Cruz? ¿Requieres otro sacrificio además de el de Cristo?