Skip to content
Estas ubicado en: CONFERENCIAS arrow Termina con oración

4. Termina con oración

 

Termina tu tiempo devocional con una oración, pero ten en cuenta lo que Dios te acaba de decir. Déjame explicarte esto un poquito más: ¿alguna vez has estado contándole a alguien algún asunto importante, y cuando terminas de hablar la otra persona simplemente te cambia de tema o te interrumpe para preguntarte algo que no tiene nada que ver con lo que platicas?, es que, en realidad, esa persona no estuvo escuchando lo que tú le decías, sino que se quedó enganchada en algún pensamiento suyo. A veces nos sucede lo mismo con Dios. Él nos habla en nuestro devocional sobre obediencia –por poner un ejemplo-  y en mi oración final yo le pido que me dé un aumento de sueldo… o sea no escuché realmente lo que Él me estaba diciendo porque mi oración final no tiene nada que ver con lo que Él me ha estado hablando unos minutos antes. Asegúrate de orar lo que Dios te acaba de decir en Su Palabra y entonces sabrás que tu oración será contestada (Juan 15:7).
En el ejemplo que acabamos de hacer, mi oración debería ser algo así: “Señor, gracias porque a pesar de mi infidelidad tú permaneces fiel. Perdóname por no haberte dado el lugar que te corresponde en mi vida y mis actividades, y ayúdame a ser más diligente en mis tiempos de lectura y oración. Desarrolla en mi vida obediencia a Tu Palabra, te lo ruego Padre en el Nombre de Jesús, amen”


 
5. Memoriza

 

Algunas veces, en tu tiempo devocional encontrarás algún versículo que vas a querer memorizar, si ese es el caso, escríbelo en un pedazo de papel aparte y llévalo contigo todo el día por donde vayas. En cada ocasión que encuentres saca ese papelito y repasa el versículo.